Blog

¿Cuál es la Diferencia entre Video Marketing para B2B y B2C?

LECTURA DE 6 MIN
El video marketing B2B, business to business por sus siglas en inglés (empresa a empresa) y B2C business to consumer (empresa a consumidor) son dos caras de la misma moneda.

Si bien sus temas de enfoque pueden ser diferentes, ambas formas tienen, en última instancia, objetivos similares, y ambas pueden beneficiarse enormemente del poder innegable del marketing de contenido de video.

Dependiendo de los productos y servicios que ofrezca su marca / empresa, indudablemente se ocupará de uno u otro, o de ambos.

Es por eso que comprender sus diversas similitudes y diferencias, y luego optimizar el contenido de su video para que se adapte mejor a cada una, a menudo puede ser el paso crucial entre el éxito del marketing y el costoso fracaso.

Pero antes de continuar, analicemos rápidamente los conceptos básicos.

Marketing B2B vs B2C

B2B describe los intercambios financieros entre dos empresas diferentes.

Por el contrario, B2C se refiere a transacciones en las que los productos o servicios se venden directamente a un cliente externo.

Tenga en cuenta que muchas empresas se incluyen en ambas categorías; piense en Microsoft, que vende dispositivos tecnológicos y software a grandes empresas, pero también a clientes individuales.

Si trabaja exclusivamente en B2B, es posible que sienta un poco de envidia por la forma en que los especialistas en marketing B2C parecen tener nada más que libertad de propulsión, siempre creando anuncios extravagantes para audiencias amplias y diversas en todo el mundo.

En el otro extremo de la ecuación, los especialistas en marketing B2C pueden ponerse un poco celosos del alcance limitado y el alto grado de especificidad que los especialistas en marketing B2B pueden utilizar para lograr el máximo impacto.

Pero al crear contenido de video que se haya adaptado a las necesidades de cada formato, podrá aprovechar todos los beneficios de ambos.




Similitudes Clave

1.Crea una conexión emocional

Desde un punto de vista estereotipado, puede imaginarse que los videos adaptados a situaciones B2B y B2C deberían ser polos opuestos.

Mientras que el primero es frío, clínico y está lleno de datos, el segundo es sincero y elegante.

Pero resulta que este es un error enorme de la industria.

Los estudios muestran que los clientes B2B en realidad se sienten más conectados emocionalmente con su proveedor o proveedor de servicios que el cliente B2C promedio.

De hecho, los clientes B2B tienen 8 veces más probabilidades de pagar una prima por productos o servicios comparables cuando encuentran algún valor personal en ellos, por ejemplo, cuando su video inspira un sentido de orgullo.

Recuerde que, al igual que los clientes B2C, los clientes B2B siguen siendo personas.

Experimentan la misma gama de emociones complejas que cualquier otra persona, y apelar a esas emociones es una de las formas más efectivas de establecer firmemente su marca en sus mentes.

Eche un vistazo a esta campaña publicitaria de Monday.com, la plataforma de colaboración basada en la nube, y observe cómo utiliza muchos sellos distintivos que podrían asociarse tradicionalmente con el marketing B2C (colores brillantes, tono humorístico) para comercializar a las empresas.
Y sí, en última instancia, todavía necesita que sus números sean fuertes.

En lugar de atraer a un cliente no especializado que puede tener un conocimiento limitado de los productos que compran, es más probable que los especialistas en marketing B2B intenten persuadir a expertos experimentados con una sólida comprensión de las estadísticas y los datos clave.

Pero incluso para un video B2C, la importancia de demostrar valor no debe subestimarse.

Esta es una similitud muy, muy importante entre los dos modelos a tener en cuenta: todos los clientes, ya sean particulares o empresas, valoran su dinero y quieren saber que usted proporcionará un producto o servicio digno de su gasto.

2. Estructura del Video

Otro aspecto a considerar para el marketing de contenido de video B2B y B2C es la estructura del video.

Si bien la duración de su video puede diferir entre las dos categorías, es importante que para ambas proporcione una toma de apertura especialmente atractiva.

Los millennials de hoy tienen un lapso de atención de 12 segundos, mientras que sus sucesores, la Generación Z, se redujeron a unos miserables ocho segundos.

Es por eso que su información más importante debería estar ahí en la parte superior, dentro de esos primeros segundos.

Asegúrese de que el contenido de su video vaya directo al grano en caso de que su audiencia, ya sea B2B o B2C, no se quede para escuchar el resto.

Diferencias Clave

1. Calidad

Hay una serie de puntos en los que el marketing de contenido de vídeo B2B y B2C divergen de formas sutiles (o no tan sutiles).

Una diferencia importante entre ellos es la calidad, y no, antes de preguntar, ninguno debería ser malo.

Pero cuando se trata de crear contenido B2B, en particular, nunca debe comprometerse con conceptos básicos como imágenes, sonido o talento.

Esto se debe a que cuando comercializa para compradores B2B, no se dirige a un solo individuo, sino a toda una red de altos cargos y gerentes que necesitan aprobar las decisiones de compra.

Este no es su dinero personal lo que están gastando, lo que significa que las consecuencias de que alguien tome una mala decisión financiera pueden ser graves.

Todas las personas de esa red deben justificar su elección ante la persona que está por encima de ellos, y su contenido no puede dar a nadie ni la más mínima razón para decir “no”.

2. Plataforma de Alojamiento (Hosting)

¿Otra gran diferencia? La plataforma en la que elige alojar su contenido de video.

Hay muchas opciones excelentes disponibles para su marca, pero satisfacen necesidades muy diferentes según el tipo de cliente con el que intente conectarse.

Para el contenido orientado al consumidor, Vimeo, Instagram y YouTube son probablemente sus opciones más efectivas.

Las tres plataformas cuentan con opciones sólidas para compartir, ya optimizadas para las redes sociales, que le permiten llegar a una audiencia lo más amplia y diversa posible.

Por otro lado, para B2B, LinkedIn, Slideshare y Vidyard son plataformas que vienen precargadas con una amplia base de profesionales de negocios que su marca podría aprovechar.

3. Duración del Video

Como mencionamos brevemente anteriormente, la duración del video también puede diferir entre las estrategias de marketing B2B y B2C.

Los videos B2C suelen ser más cortos.

¿Recuerda los breves períodos de atención que mencionamos anteriormente?

Bueno, eso entra en juego especialmente cuando se vende directamente a los consumidores.

Tienen toneladas de marcas compitiendo por su atención todo el tiempo, sin mencionar otras formas de contenido sin marca.

Para estas situaciones, mantenga su video en el lado más corto (apunte a la marca de 15 a 30 segundos en la mayoría de los casos) y asegúrese de incluir la información más importante en la parte superior.

Para los clientes B2B, puede salirse con la suya con un video un poco más largo.

¿Por qué? Bueno, la decisión de compra suele ser más complicada.

Tiene más tomadores de decisiones involucrados, precios más altos y más consecuencias potenciales si toma la decisión incorrecta.

Dicho esto, muchos videos excelentes de B2B se encuentran en el rango de 60 a 120 segundos.

Si bien definitivamente puede encontrar el éxito con un video más corto, el tiempo adicional le permite compartir más detalles con sus espectadores.

Puede tocar más especificaciones de productos, compartir casos de uso y testimonios de clientes y, en general, proporcionar un argumento más convincente de por qué sus espectadores deben responder por su marca.

4. Contenido de Video

Una última diferencia esencial entre las dos categorías que debe tener en cuenta es el contenido.

Anteriormente, hablamos sobre cómo las herramientas creativas que usa en cada forma de su video marketing (humor, emociones, etc.) son mucho más similares de lo que piensa.

Sin embargo, sus objetivos pueden variar enormemente.

Todo especialista en marketing necesita conocer a su audiencia, y su trabajo es averiguar qué necesita esa audiencia de cada video.

Para B2B, eso frecuentemente significa enfatizar el contenido educativo.

Para una empresa, su marca es una inversión a realizar, con riesgos y beneficios que deben sopesar.

Los detalles específicos sobre su producto o servicios pueden ayudar a influir en ellos de una forma u otra.

Pero para B2C, la comunicación de su estilo único y conjunto de valores tiene prioridad.

Comprarle a usted es una elección personal para la mayoría de los clientes, por lo que quieren asegurarse de que se definen a sí mismos con una marca que sea “genial” o “élite” o cualquier rasgo que tengan en alta estima.

Nota Final

Ya sea que esté creando contenido de video para video marketing B2B, video marketing B2C o una combinación de ambos, su objetivo final sigue siendo el mismo: generar confianza.

Cada cliente potencial representa el comienzo de una nueva relación, y si su consumidor no tiene fe absoluta en su capacidad para atender sus necesidades, esa relación se disparará.

Si bien las necesidades del marketing de contenido de video B2B y B2C pueden diferir, ese núcleo de confianza no se puede romper, así que salga, establezca un equilibrio y observe cómo su contenido prospera en dos esferas distintas.
Reading Progress Bar

RemesMedia | Casa Productora

Semanalmente recibe los mejores artículos, ofertas e información sobre Video Marketing.

*al ingresar su correo confirma que acepta nuestros Terminos & Condiciones.

RemesMedia © 2021

RemesMedia es una agencia creativa y casa productora de video de servicio completo que se especializa en creación de contenido de video, estrategia de video y marketing digital.
Abrir chat
💬 ¿Buscas asistencia?